Perú,
Viernes, 19 de Enero de 2018

Peru DeGanadores

Texto
  • Aumentar tamano de letra
  • Tamano de letra original
  • Disminuir tamano de letra

Por un Perú Positivo, Optimista y Triunfador

La Tuberculosis y el Desarrollo del Perú, Discurso de Gastón Acurio por el Día de la Tuberculosis 2011 en el Foro Respira Vida

E-mail Imprimir

La Tuberculosis y el Desarrollo del Perú, Discurso de Gastón Acurio por el Día de la Tuberculosis 2011 en el Foro Respira VidaDiscurso de reconocido chef Gastón Acurio, en el Foro «Respira Vida: Juntos contra la Tuberculosis» que se realizó en el Palacio de la Municipalidad de Lima.

Seguramente muchos de los aquí presentes se preguntarán que hace aquí un cocinero, al lado de la alcaldesa de lima y del ministro de educación para hablarnos en un evento dedicado a la tuberculosis.  Seguramente, estarán preguntándose que tiene que ver nuestra maravillosa gastronomía con las discusiones y los objetivos que este escenario espera plantear para luchar contra la tuberculosis en el Perú.

Con la humildad del caso, permítanme tan solo unos minutos para poder explicarles porque  este  cocinero esta aqui y porque no sólo la cocina sino cualquier actividad que involucre al Perú se ve intimamente ligada a un problema tan grave e inaceptable como lo es la tuberculosis para cualquier nación que tenga grandes objetivos y aspiraciones para su pueblo.

Tenzin Guiatzo o mas conocido por todos como el Dalai Lama,  dijo hace poco algo  sorprendente para una persona que dedica gran parte de su vida a la meditación y búsqueda de la armonia espiritual:

NO HAY ACCION O HECHO INDIVIDUAL QUE NO TENGA UN EFECTO O CONSECUENCIA COLECTIVA. LAS ECONOMIAS Y SOCIEDADES NO PUEDEN PENSARSE MAS POR SEPARADO PORQUE ESTAN ENTRELAZADAS EN UNA COMUNIDAD GLOBAL. PORQUE ASI COMO NUESTRAS ACCIONES COMO INDIVIDUOS AFECTAN A LOS DEMAS INDIVIDUOS, NUESTRAS ACCIONES  COMO SOCIEDADES AFECTAN A NUESTROS VECINOS GLOBALES.  ES IMPERATIVO QUE ENTENDAMOS NUESTRA RELACION ENTRE NOSOTROS COMO INDIVIDUOS, COMO PAISES Y  COMO HABITANTES DEL PLANETA.

En otras palabras, el Dalai Lama nos estaba diciendo que toda acción que puede parecer muy intima o personal  en realidad si afecta de una u otra medida a  hechos o situaciones que en apariencia nada tienen que ver con dicha acción.

En ese mismo sentido, en el marco del cade 2010, el famoso guro de Harvard, Michael Porter llevo esta reflexión a un terreno mucho mas especifico y relacionado a lo que nos convoca, afirmando que nuestra economia tenia que mejorar sus índices de productividad y competitivdad si queria lograr un despegue considerable hacia el primer mundo y para ello uno de los grandes objetivos era  el reducir la desnutrición en el Perú al 10 por ciento.  Y explico con mucha claridad porque la desnutrición tenia mucho que ver en los índices de productividad de un pais en todos sus frentes económicos.

Ambas reflexiones no pueden sino estar mas en  concordancia con lo que quisieramos explicar esta mañana. Quien les habla esta en este momento a punto de viajar a Peru Nebraska. SI, a un pueblito en Omaha , llamado Peru Nebraska, para filmar un comercial que muestre a los peruanos la nueva y hermosa marca pais que ha sido creada luego de muchos años de trabajo y que espera comunicar a todos los peruanos, que tienen en ella a un poderoso instrumento para promover nuestro pais en terrenos tan importantes como el turismo, la atracción de inversiones y la exportación de nuestros productos. Lo que se busca, es lograr en los peruanos un sentimiento de pertenencia para con esta marca para que a través de ella seamos nosotros quienes les digamos al mundo que vengan a visitar y disfrutar de nuestras maravillas,  que aquí encontrarán  un excelente entorno económico político y social para realizar  sus inversiones y que cuando vean un producto peruano, lo compren porque tendrá una calidad excepcional.

Pero claro. Ni La marca diseñada  por mas hermosa que sea, ni nuestros elogios por mas elocuentes que sean seran suficientes para  convencer al mundo. Esto tiene que venir avalado por hechos concretos y comprobables. Porque las historias que contemos, las virtudes que exhibamos,  y los productos que vendamos tendran que demostrar su calidad y poderio, al ser  contrastados con la realidad.

Y es aquí donde el asunto que hoy nos convoca de pronto aparece como una nube gris en este gran objetivo. Porque  por citar algunos ejemplos,   hermosos y democraticos  productos agricolas que tantos exitos vienen cosechando como el  café o el cacao orgánico del Perú, o un destino turistico tan seductor y mágico como nuestro Machu Pichu o en lo que a los cocineros respecta, una fascinante gastronomia preparada con todas sus armas para seducir al mundo, de  pronto encuentran en el flagelo de la tuberculosis, un factor que les  genera desconfianza, falta de competitividad y les debilita su poder de seducción de la misma forma que lo haria con cualquier cosa que el Peru y los peruanos querramos proponer o vender.

Los cocineros sabemos mucho de estas vicisitudes, porque convivimos diariamente con el lógico cuestionamiento que se nos hace cuando salimos a contarle al mundo de las bondades de nuestra gastronomia. Casi siempre entre elogios y aplausos de pronto por ahí aparece la misma voz que dice. De que hermosura y sabrosura nos hablas si vienes de un pais en donde muchos niños viven en desnutrición crónica. ¿Acaso la gastronomia y el hambre son escenarios compatibles? Y nuestra respuesta con no poca vergüenza siempre es la misma. No. No son compatibles. Y en ese momento casi como un rayo que cae sobre nuestros objetivos de querer convencer al mundo de que lo nuestro es igual o mas valioso y seductor que lo francés, lo italiano o lo japones de pronto pierde fuerza y poder de atracción y nuestro discurso, y nuestros sabores y nuestros productos gastronómicos pierden competitividad frente a los de sociedades que si fueron capaces de derrotar algo tan elemental para la dignidad de una nación como es el que sus hijos tengan todos, la oportunidad de crecer bien nutridos.

Y fue por esa vergüenza, fue por ese cuestionamiento a nuestra capacidad como sociedad para enfrentar problemas tan básicos por resolver que los cocineros decidimos unirnos en torno a una nueva misión y visión de la cocina ya no como un fin en si misma, lúdico, placentero, exclusivo sino como un medio, como un vehículo que sin renunciar ni a la estética, ni a la excelencia tuviese como fin el ser un espacio de inclusión, de creación de oportunidades para los que menos tienen, de tolerancia y aprecio entre nuestras diferencias, de recuperación de nuestra identidad a partir del orgullo por lo que somos, de convocatoria e inspiración a todas las fuerzas sociales y productivas del pais hacia un proyecto común que renuncie al apetito personal en haras de grandes objetivos nacionales, en suma, en el encontrar y recuperar el sentido de vivir soñando el futuro pero desde la acción. Actuando y asumiendo con honor las responsabilidades del presente.

Y aquí estamos, buscando ser siempre coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, teniendo como mayor anhelo el ganarnos el respeto y el cariño de nuestro pueblo a partir de nuestras acciones sin esperar mas que eso que es mucho mas valioso y grandioso que cualquier logro económico, individual o personal.  Y en ese sendero andamos, esperando que pronto el camino exitoso de nuestra cocina contribuya a que en el Perú, un dia cercano no haya un solo niño malnutrido. Que con las oportunidades que generen toda una cadena de valor gastronómico peruano expandiendose por el mundo, podamos saldar largas deudas con nuestros campesinos que encuentran nuevos mercados para sus productos, pescadores artesanales que finalmente ven protegido su mar de la depredación, jóvenes sin oportunidades que se suben al tren gastronómico para transformar sus vidas, y sobretodo un pais historicamente fragmentado, que de pronto encuentra un espacio comun en donde celebrando nuestras diferencias, finalmente nos abrazamos para construir juntos una gran nación.

Dicho todo esto, queda claro entonces, que al igual que la desnutrición afecta claramente a los objetivos de una exitosa gastronomia, la tuberculosis afecta no solo a los objetivos de la gastronomia sino a los objetivos de todos los peruanos en el terreno tanto individual, colectivo o nacional.

No podemos soñar con un gran pais, que seduce si no hemos sido capaces de derrotar la tuberculosis. Como podemos contarle al mundo que somos los mejores si es que en las listas de indices de tuberculosis de america latina aparecemos como los peores. Como. No es posible.

Como podemos decirle a un inversionista que venga a invertir a este competitivo Perú, como podemos convencer a un comprador de prendas de vestir que las nuestras son las de mejor calidad, como podemos  invitar a que nos visiten a esta  hermosa  y diversa tierra peruana tan llena de sorpresas  o como podemos animar el apetito del mundo por nuestra cocina si es que cuando hurguen tan solo un poquito de pronto se encuentren con esta triste realidad.

No. No y no.  No es posible seducir consistentemente a nadie si no podemos exhibir como carta minima el pertenecer a una sociedad que logro vencer la tuberculosis y estar liderando los estándares regionales de su erradicación.

Siendo una enfermedad curable, siendo una enfermedad prevenible, conociendo que el hacinamiento y la malnutrición son sus causas más poderosas, es inadmisible que una sociedad como la nuestra que hoy aspira y sueña a tanto, no se inmute , ni se averguenze, ni entienda que su erradicación no obedece solamente a razones eticas o morales que de sobra serian mas que suficientes sino que sobretodo en esta hora crucial se vuelven de necesidad historica para alcanzar cualquiera de nuestros sueños mas personales. 

Por ello, el momento político que hoy vivimos no puede ser mejor escenario para poner en la agenda de los candidatos este grave e inmoral flagelo. Porque si. Que duda cabe que  discutir sobre las implicancias de la tuberculosis en nuestro futuro  es mucho mas importante que los insultos y los chismes que hemos venido escuchando en esta campaña. Señores en este terreno nada hay que inventar. Esta todo dicho. Es solo cuestion de pasar a la acción. Mejores programas de vivienda que eliminen el hacinamiento. Generación de empleo con salarios justos que mejoren el ingreso familiar y con ello la alimentación de niños y jóvenes de nuestra patria, campañas de información a todo nivel para evitar la discriminación hacia aquellos que tengan la enfermedad y la autodiscriminación o el miedo en quienes la tengan para continuar y no abandonar su largo tratamiento.  Y por supuesto inspirar y convocar a toda la sociedad, empresarios, universidades, familias, en asumir este problema como propio.

Reconozcámoslo de una vez. El 2021, celebraremos 200 años de independencia. Y en todos estos años, nuestra sociedad, a pesar de los inmensos recursos con que siempre conto solo ha sido capaz de construir una nación del tercer mundo. Reconozcamos nuestra ineptitud como sociedad que habiéndolo tenido todo, poco o nada ha logrado. Con humildad. Con mucha humildad si. Pero sobretodo  convirtiendo esta vergüenza, en un feroz combustible. Que nos haga reaccionar y dejar de lado la inacción, el egoismo, la frivolidad y la mirada cortoplacista de nuestros destinos, para beber del espiritu épico, de la sed de gloria, de la vida llevada con honor y valentia, de la entrega por ideales superiores y asumamos de una vez por todas que somos nosotros aquí y ahora los dueños de nuestro destino.  Que no son mas los que estuvieron, ni son los que vendran los responsables de conducir a nuestra patria hacia un bicentenario de grandeza. Somos nosotros, aquí y ahora, quienes debemos dejar trazado ese camino que por tantos años nuestro pueblo soño. Un camino de una nacion que al llegar el 2021 estará finalmente unida celebrando no sólo sus conquistas económicas que seguro serán muchas sino y sobretodo sus batallas libradas y culminadas triunfalmente. Y entre ellas,  seguro que estará una cocina peruana triunfando por el mundo, pero mucho mas importante que ello, estaran una desnutrición infantil erradicada, una educación publica de liderazgo mundial y por supuesto una tubercolisis que sólo será un recuerdo de todo aquello que los peruanos logramos finalmente vencer para siempre.

Señores la hora de actuar ha llegado.  Nuestra hora ha llegado.

Muchas gracias

Gastón Acurio

Fuente: Gastón Acurio en FaceBook

 

Día Mundial de la Tuberculosis
El Día Mundial de la Tuberculosis sirve para generar un mayor nivel de conciencia respecto de la epidemia mundial de tuberculosis y de los esfuerzos para acabar con la enfermedad. Actualmente, un tercio de la población mundial está infectada de tuberculosis. La Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis, red de organizaciones y países que lucha contra la enfermedad, organiza el Día Mundial para dar a conocer el alcance de la enfermedad y las formas de prevenirla y curarla. Este evento, que se celebra cada ano el 24 de abril, marca el dia en en que el Dr. Robert Koch detectó en 1882 la causa de la tuberculosis, a saber, el bacilo tuberculoso. Este supuso el primer paso hacia el diagnóstico y la cura de la enfermedad. La OMS trabaja para reducir, de aquí al 2015, las tasa de prevalencia y muertes por la mitad.
Fuente: http://www.who.int/


Comentarios (0)Publica tu comentario

Dejanos tu comentario

busy
Actualizado ( Viernes, 25 de Marzo de 2011 15:44 )  

  

Síguenos en: Síguenos en FACEBOOK Síguenos en TWITTER