Perú,
Domingo, 22 de Octubre de 2017

Peru DeGanadores

Texto
  • Aumentar tamano de letra
  • Tamano de letra original
  • Disminuir tamano de letra

Propuesta de Plan de Gobierno Perú 2011 - 2016 de Ollanta Humala de Gana Perú

E-mail Imprimir

Propuesta de Plan de Gobierno Perú 2011 - 2016 de Ollanta Humala de Gana Perú...«Transformar este estado de cosas es una tarea que nos compromete a todos los que creemos en la necesidad de culminar la construcción de la nación peruana, con una estrategia de modernización y desarrollo enraizados en la expansión de los mercados internos y en la inclusión social y cultural,  con justicia, libertad y en democracia.  Esta es nuestra propuesta de la Gran Transformación.

Para nosotros, el nacionalismo es una alternativa democrática a la actual modernización neoliberal excluyente y desnacionalizadora. Es, por lo tanto, un programa político de cambio radical de un modelo neoliberal que acentúa la desigualdad social, depreda los recursos naturales, violenta la legalidad y la democracia, y no genera desarrollo. Nos comprometemos a culminar la construcción del Estado Nación Democrático, que dé bienestar y una vida digna para todos los peruanos»...


Ollanta Humala 
GANA PERÚ 
PLAN DE GOBIERNO 2011 – 2016

 

LA GRAN TRANSFORMACIÓN

PLAN DE GOBIERNO 2011-2016

 

ÍNDICE

Presentación

Capítulo 1
LA CRÍTICA NACIONALISTA AL MODELO DE DESARROLLO NEOLIBERAL Y EL SENTIDO DE LA GRAN TRANSFORMACIÓN

1.1. DE QUÉ SITUACIÓN PARTIMOS: AUSENCIA DE ESTADO-NACIÓN Y DEMOCRACIA FORMAL
1.2. LA CRÍTICA NACIONALISTA AL MODELO ECONÓMICO NEOLIBERAL
1.3. EL NACIONALISMO Y EL SENTIDO DE LA GRAN TRANSFORMACIÓN DEL PAÍS

Capítulo 2
CONSTRUIR UNA NACIÓN Y UN ESTADO PLURICULTURAL

2.1. DE LA HERENCIA COLONIAL AL ACTUAL ESTADO NEOLIBERAL Y PREDATORIO
2.2. UNA NUEVA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA, PLURICULTURAL Y DESCENTRALIZADA
2.3. EL CONTRATO SOCIAL PARA TRANSFORMAR EL ESTADO Y CONSTRUIR UNA NACIÓN PARA TODOS
2.4. UNA DESCENTRALIZACIÓN PARA DARLE PODER EFECTIVO A REGIONES Y MUNICIPIOS
2.5. REFORMA DE LOS PODERES PÚBLICOS
2.6. CRUZADA NACIONAL CONTRA LA CORRUPCIÓN Y PARA MORALIZAR LA POLÍTICA
2.7. AFIRMAR LOS DERECHOS HUMANOS CONTRA LA VIOLENCIA POLÍTICA
2.8. REFORMA DE LA DEFENSA Y SEGURIDAD NACIONAL
2.9. MEDIOS DE COMUNICACIÓN PARA UNA DEMOCRACIA CIUDADANA
  
Capítulo 3
CONSTRUIR UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO: LA ECONOMÍA NACIONAL DE MERCADO

3.1. OBJETIVOS DE LARGO PLAZO Y ESTRATEGIA DE DESARROLLO
3.1.1 EL OBJETIVO DE LARGO PLAZO
3.1.2 ESTRATEGIA DE DESARROLLO: LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ECONOMÍA NACIONAL DE MERCADO
3.2. POLÍTICAS PARA LA ESTABILIDAD MACROECONÓMICA
3.2.1. POLÍTICA MONETARIA Y CAMBIARIA
3.2.2. POLÍTICA DE ACUMULACIÓN DE RESERVAS INTERNACIONALES
3.2.3. POLÍTICA DE GASTO FISCAL Y TRIBUTARIA
3.2.4. REPERFILAMIENTO DE LA DEUDA PÚBLICA EXTERNA
3.2.5. PRESUPUESTO Y CALIDAD DEL GASTO PÚBLICO
3.2.6. LA REFORMA TRIBUTARIA
3.3. EL DESARROLLO DE MERCADOS INTERNOS PARA LA INTEGRACIÓN DE LA NACIÓN
3.3.1. EXPANDIR LOS MERCADOS INTERNOS PARA INDUSTRIALIZAR EL PAÍS
3.3.2. EL CRECIMIENTO DE LOS MERCADOS INTERNOS
3.3.3. LIBERAR LA  RESTRICCIÓN DE MERCADO INTERNO, ES DECIR, EL TAMAÑO REDUCIDO Y LA POCA DIVERSIDAD DEL MERCADO NACIONAL PARA LA INVERSIÓN NACIONAL
3.3.4. LIBERAR LA  RESTRICCIÓN DE FINANCIAMIENTO EN MONEDA LOCAL PARA LA INVERSIÓN NACIONAL
3.3.5. LIBERAR LA RESTRICCIÓN DE CAPITAL HUMANO Y TECNOLOGÍA

Capítulo 4
LOS EJES ESTRATÉGICOS DEL NUEVO MODELO DE DESARROLLO

4.1. LA NACIONALIZACIÓN DE LAS ACTIVIDADES ESTRATÉGICAS
4.2. LA INFRAESTRUCTURA PARA LA CREACIÓN DE MERCADOS INTERNOS
4.3. DESARROLLO DEL MERCADO DE CAPITALES Y LA DEMOCRATIZACIÓN DEL CRÉDITO
4.4. MERCADO DE TRABAJO, DERECHOS LABORALES, EMPLEO E INGRESOS
4.5. LAS POLÍTICAS DE FUNCIONAMIENTO Y DE REGULACIÓN DE MERCADOS Y LA REGULACIÓN MEDIO-AMBIENTAL
4.6. CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

Capítulo 5
POLÍTICAS SECTORIALES COMPLEMENTARIAS A LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO

5.1. LA TRANSFORMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN AGRARIA
5.2. LA TRANSFORMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN INDUSTRIAL
5.3. SECTOR MINERÍA
5.4. SECTOR PESCA
5.5. TURISMO

Capítulo 6
POLÍTICAS HORIZONTALES DE LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO

6.1. CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICAS DE MEDIO AMBIENTE
6.2. CIUDADES, AMBIENTES SALUDABLES Y DESARROLLO URBANO
6.3. POLÍTICAS PARA REDUCIR LA INFORMALIDAD Y LA HETEROGENEIDAD PRODUCTIVA
6.4. EMPRESAS PYMES EN LA NUEVA ESTRATEGIA DE DESARROLLO
6.5. RENEGOCIAR LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO

Capítulo 7
POLÍTICAS SOCIALES, DERECHOS HUMANOS, SEGURIDAD CIUDADANA Y PAZ SOCIAL

7.1. POLÍTICAS SOCIALES PARA AFIRMAR DERECHOS
7.2. POR LOS DERECHOS FUNDAMENTALES
7.3. POR LA EQUIDAD Y LA INCLUSIÓN SOCIAL
7.4. DERECHOS HUMANOS, VIDA SEGURA Y PAZ SOCIAL

Capítulo 8
INTEGRACIÓN ANDINA Y LATINOAMERICANA E INSERCIÓN SOBERANA EN LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

 

Presentación

Los resultados de las elecciones municipales y regionales del 3 de octubre pasado muestran un creciente sentimiento popular, a nivel nacional, en favor del cambio del actual estado de cosas en el país. Semanas antes de este proceso electoral, una conocida encuestadora daba cuenta de que un porcentaje mayoritario de la población, cerca del 80%, no estaba de acuerdo con el modelo económico neoliberal. Este modelo es acompañado de una ostensible desigualdad en la distribución de los ingresos, por ello la frustración de los peruanos al no verse beneficiados directamente de los frutos del crecimiento económico. El camino para la Gran Transformación está abierto. Su desbroce empezó en 2006 con la propuesta nacionalista de una transformación económica, social y política del país, con justicia, libertad y en democracia. 

Este sentimiento de cambio ocurre en medio de mutaciones políticas en las que los movimientos independientes de alcance regional y nacional se imponen sobre los partidos tradicionales. Los idearios y programas de estos partidos ya no están a tono con las exigencias de cambio del modo de crecer y generar riqueza impuesto por el neoliberalismo en las últimas dos décadas. Hay una crisis de partidos y la naturaleza de sus mutaciones es aún impredecible; ocurrirán en medio o como parte de la gran transformación, es decir, de la construcción de una nación, de una comunidad política sin exclusiones, con justicia, libertad y democracia.
 
Este nuevo sentimiento, renovado apenas dos años después de la crisis financiera y económica a nivel mundial, traspasa nuestras fronteras. La crisis, cuyo epicentro ocurrió en los Estados Unidos, ha puesto en cuestión, a nivel internacional, la ideología del mercado autorregulado, sin control por parte del Estado. Este modelo neoliberal se impuso en el mundo con la elección de Margaret Thatcher en 1979 y de Ronald Reagan en 1980. Con esos gobiernos se promovieron y aplicaron políticas de desregulación de los mercados financieros, de privatización, de debilitamiento de las instituciones de protección social y de las organizaciones laborales, de flexibilización del mercado de trabajo, de reducción del tamaño del Estado y de los impuestos a los grupos de altos ingresos, de apertura comercial y de capitales, y de abandono del objetivo de pleno empleo. El resultado fue una creciente desigualdad económica y social.

Treinta años de neoliberalismo en los Estados Unidos significaron la generación de una creciente desconexión entre la tasa de crecimiento de los salarios reales y la tasa de crecimiento de la productividad. Aumentó así la desigualdad en los ingresos hasta parecerse hoy a la que exhiben los países del Tercer Mundo, pues alcanzó los niveles registrados en los años veinte y treinta del siglo pasado. Pero la crisis no es solo de los Estados Unidos, es internacional y aún no termina. La vulnerabilidad de la economía global continúa debido no solo a los flujos de capital volátiles, sino fundamentalmente a que las políticas fiscales y monetarias para relanzar el crecimiento y combatir el desempleo masivo no son suficientes. Los bancos centrales de los principales países industrializados han bajado sus tasas de interés de corto plazo hasta cerca de cero y ya no se inclinan hacia mayores inyecciones de gasto fiscal porque implican mayor endeudamiento. Estos países ahora recurren a políticas cambiarias y comerciales, a sabiendas de que esta opción conduce a un escenario de conflicto; es la opción de ganar empobreciendo al vecino. 

La consecuencia política de esta crisis es, por un lado, el conflicto entre potencias, que revela el surgimiento de la multipolaridad y, por lo tanto, la desestabilización de la hegemonía estadounidense; y, por otro, el retorno al papel activo y equilibrado del Estado sobre la economía, como resultado de la crisis del pensamiento único neoliberal. Países como el nuestro también vieron afectado su patrón de crecimiento, basado ahora en la flexibilización del mercado de trabajo, la liberalización comercial, los acuerdos de libre comercio, y liderado por las exportaciones. Es la ineficacia de un modelo que el gobierno de García resumió en inversión extranjera sin condiciones, en exportaciones competitivas con bajos salarios, en exportaciones primarias y en un Estado que vende, concesiona y alquila «cerros y tierras del país para ponerlos en valor con compradores o inversionistas extranjeros» y que excluye a las comunidades campesinas y poblaciones nativas de la sierra y selva del país.

La presión por crecer sobre la base de la expansión de la demanda del resto del mundo, y que ha puesto en competencia a los países en desarrollo por desmantelar los estándares regulatorios, ha expuesto, en nuestro país, la vulnerabilidad de la economía a cambios en la demanda mundial y a los flujos del capital internacional. Por lo tanto, la crisis mundial actual ha herido de muerte al modelo neoliberal peruano. Ha develado los límites de este patrón de crecimiento que prescindió del mercado interno y se basó más en factores externos: precios de intercambio favorables, demanda mundial creciente e inversiones extranjeras, principalmente para la explotación de recursos naturales. Con la prolongada recesión de la economía internacional no habrá continuidad sino ruptura de este patrón de crecimiento, que no puede autosostenerse a largo plazo, que no reactiva ni dinamiza la demanda efectiva interna porque no crea empleos e ingresos decentes, no elimina la exclusión social y no articula ni expande los mercados internos. Esto tiene que cambiar. Es la hora del desarrollo basado en la expansión y creación de mercados internos. El comercio global debe servir al desarrollo nacional, y los mercados internos deben ser la base para el desarrollo de ventajas competitivas internacionales.

El modelo primario exportador sostiene que «todo progreso se debe al capital extranjero», con ello nos ubica históricamente en las postrimerías del siglo XIX cuando nuestros países se incorporaron al mundo globalizado de esa época como enclaves o colonias exportadoras de productos primarios. Es en verdad un modelo neocolonial que prescinde de la integración hacia adentro y nos subordina al capital transnacional. Por eso mismo es contrario a los intereses de las mayorías: privatiza las funciones reguladoras del Estado, subasta tierras comunales, reduce impuestos a las empresas mineras y afecta los derechos laborales de los trabajadores. Los gobiernos neoliberales de Fujimori, Toledo y García¬, no incrementaron debidamente el gasto en salud y educación, bajaron los sueldos y salarios reales, y generaron una manera de crecer que no crea empleo ni ingresos decentes, y que excluye a la inmensa mayoría de la población de la sierra y selva del país.

Transformar este estado de cosas es una tarea que nos compromete a todos los que creemos en la necesidad de culminar la construcción de la nación peruana, con una estrategia de modernización y desarrollo enraizados en la expansión de los mercados internos y en la inclusión social y cultural,  con justicia, libertad y en democracia.  Esta es nuestra propuesta de la Gran Transformación.

Para nosotros, el nacionalismo es una alternativa democrática a la actual modernización neoliberal excluyente y desnacionalizadora. Es, por lo tanto, un programa político de cambio radical de un modelo neoliberal que acentúa la desigualdad social, depreda los recursos naturales, violenta la legalidad y la democracia, y no genera desarrollo. Nos comprometemos a culminar la construcción del Estado Nación Democrático, que dé bienestar y una vida digna para todos los peruanos. Para ello proponemos este Plan de Gobierno cuya base programática incluye:

A continuación el Plan de Gobierno completo:

 

Fuente: INFOgob.com.pe y PartidoNacionalistaPeruano.com


Comentarios (0)Publica tu comentario

Dejanos tu comentario

busy
Actualizado ( Martes, 22 de Marzo de 2011 17:30 )  

  

Síguenos en: Síguenos en FACEBOOK Síguenos en TWITTER